Amada Gaia

Por Cyndarion Ainiu y Galitica Maitreya

Por Cyndarion Ainiu y Galitica Maitreya

Mensaje en el Día de la Tierra

Marzo del 2010.

Momentos como los que se viven hoy, en que la conciencia de la humanidad está más perceptiva hacia la importancia de nuestra Amada Madre Tierra, son los que deberíamos aprender a perpetuar cada día de nuestras vidas, ya que este tesoro de planeta donde vivimos no tiene igual en este universo.

  Si logramos hoy llevar este sentimiento de Amor por nuestra Madre Tierra cambiando día a día nuestra visión acerca de aquello que realmente importa en estos tiempos, empezaremos a ver una luz de esperanza para iniciar una transformación total del ya marcado destino que hemos delineado para nuestra Naturaleza la cual está siendo destruida cada día un poco más.

  Nuestras manos son los vehículos de acción y nuestros corazones los motores que nos deben impulsar por amor a proteger este mundo el cual está a punto de empezar a sacudirse para liberarse del yugo que sus hijos han impuesto con su indolente ignorancia.

  Haz algo hoy que perdure en tu mente como un punto de cambio hacia donde dirigirás tu energía y atención, y podrás así elevar la conciencia de los demás hacia la importancia de proteger y preservar todo aquello que es sagrado en este mundo que nuestro Amado Dios ha creado para nosotros. Recuerdo para aquellos que quieran explorar el profundo significado espiritual y material de este planeta, que si está en sus posibilidades lean el libro “El Ainiu” donde sin duda alguna se van a enamorar una vez más del atesorado planeta sobre el cual colocas tus pies cada día, el cual te alimenta para que puedas vivenciar a través de tus sentidos la magnificencia de estar vivo en un planeta como este.

  Dios nos ilumine como humanidad y nos permita despertar de este estado letárgico que nos nubla para ver el futuro que nos espera si no cambiamos ahora y empezamos a crear un mundo de respeto y honra hacia nuestra Amada Tierra. Después del 2012 empezaremos a ver las consecuencias de nuestra falta de conciencia y nuestra habilidad como seres creados por Dios de unirnos y triunfar sobre las leyes de este mundo que son favorables para aquellos que solo quieren explotar las riquezas de nuestra Amada Gaia, Nuestra Tierra.

 

Otras publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba