Crucifijos

«Después de más de veinte años de dar vueltas por el ambiente metafísico, esotérico y religiones de diferentes tradiciones, he llegado a la conclusión de que, si alguien busca la más sencilla y poderosa manera de protegerse contra las fuerzas psíquicas negativas, entidades oscuras, demonios y demás, el crucifijo es y creo que seguirá siendo el símbolo más poderoso para protegernos del mal.

No importa qué afiliaciones esotéricas tenga, Jesús es universal y su sacrificio abrió puertas increíbles para manifestar una vibración de salvación que nos ayuda a protegernos de lo que los cristianos llaman las fuerzas de Satán, que en nuestra experiencia sí son reales.

Compre un crucifijo y asegúrese de que tenga la palabra INRI, déjelo en agua bendita por un día y luego se lo pone. Por vivencia propia puedo atestiguar que no encontrará en ninguna piedra como amatista u otras, amuletos, símbolos o energías, algo que lo pueda proteger mejor que un crucifijo.

Así que no importa si usted es metafísico, yogui o cabalista, si no tiene sus creencias e ideas fundamentalistas y tiene una mentalidad abierta, no pierda la oportunidad de estar protegido por este grandioso símbolo que es el Cristo.

También sería muy conveniente tener un crucifico sobre la cama lo más cerca de su cabeza, porque le ofrecerá una protección continua y constante durante toda la noche.

Así mismo no dude en colocar un crucifijo en la pared cerca de la entrada de su casa, para protegerla de energías negativas que continuamente rondan buscando entrar a los hogares»

Párrafo del libro «La Alquimia de Protección Espiritual» , Capítulo el Crucifijo.


 

Mostrando todos los resultados 3

Ir arriba