Por Cyndarion Ainiu y Galitica Maitreya

Por Cyndarion Ainiu y Galitica Maitreya

Dioscreador

QUIÉN ES DIOS

CAPÍTULO 7. TEMAS

No hay camino más alto que la directa relación con Dios…

Este es el Camino Supremo en todos los Universos y no existe ni existirá nada más alto en la creación. No hay religión, creencia, culto o filosofía en el planeta que sea superior a la simple verdad revelada aquí: La verdadera religión es la relación entre tú y Dios, absolutamente nada más.

  Dios es la Personalidad Divina Suprema de toda la Existencia. Su Forma Divina es más alta y “anterior” a Brahmán, el Absoluto, al campo Unificado de Conciencia, a la Conciencia Pura, al Ser, Ain, Tao, Nirvana, Krisna, o como lo quieran llamar. De su Forma Divina que solo puede ser revelada por experiencia directa, Dios creó todo, sacando su energía del centro de su Cuerpo Divino. La luz que los Yoghis llaman el Absoluto Brahmán es solo la radiación del Cuerpo Divino de Dios, a la que los católicos llaman el Espíritu Santo. 

  A diferencia del Dios sin forma de muchas de las religiones y filosofías, que carece de cualidades, la forma Divina de Dios posee infinitud de virtudes y cualidades divinas. Su presencia puede otorgar al Alma indescriptibles experiencias, no entendidas por la mente humana que es material, como: amor infinito, luz infinita, felicidad infinita, paz eterna, iluminación sin límites. 

  Vivencias y virtudes divinas son impartidas en su compañía para el Ser que ha recibido su salvación (al Maestro Jesús en su corazón) y está en su proceso de evolución. 

  Para dar un ejemplo de millares de posibilidades en Dios miremos el siguiente.   Un Jnani liberado o un Yoghi liberado pueden vivenciar en su estado de liberación sin individualidad una paz eterna y algo de felicidad. Pero aquel que ha llegado a la Forma Divina de Dios puede experimentar, por mencionar una entre miles de cosas, amor sin límites. Por ejemplo, el Ser liberado está en el Cielo con Dios, en el Paraíso, que es un lugar divino que existe en un plano divino más allá de todas las dimensiones; de pronto ve a Dios pasar y todo su Ser vibra en un amor inconcebible que el sistema nervioso de un mortal no podría resistir. Dice el Ser: “¡Oh! ¡El amor que la presencia de Dios me ha otorgado no tiene límites, es infinito! No hay posiblemente nada más alto que esto.” ¡De pronto Dios pasa otra vez y le otorga otra experiencia de Amor aún miles de veces más alta que la anterior!

  ¿Cómo es posible? Porque en el plano divino todos los imposibles son posibles. Porque no existen límites ni barreras para lo que un Ser puede llegar a vivenciar o a evolucionar. Porque hay una verdadera libertad de expresión y vivencia donde Dios solo promueve el crecimiento ilimitado de todos los seres de Luz. 

 ¿Qué enseñamos?

Nuestro mensaje no tiene nombre, no es una religión, ni una filosofía. Somos mensajeros de Dios, escogidos por Dios mismo para traer una promesa de salvación para todos: aquel que tenga Fe absoluta en Dios será salvado y tendrá vida eterna.

 Tenemos la bendición de poder ver y dialogar con Dios y poder traer sus enseñanzas a este mundo que tanto las necesita en estos tiempos. Somos lo que llamarían unos profetas modernos, los mensajeros de Dios, los dos testigos mencionados en la Biblia que llegan al final de los tiempos para traer la realidad de Dios. Como vemos a Dios, sabemos cómo se ve y hemos traído su imagen a este mundo. Claro, Dios creó todos los universos y todos los diferentes seres en diferentes planetas, solo el ego humano pensaría que Dios se ve como un humano. Sin embargo, Dios creó a la humanidad, otras especies extraterrestres, a sus ángeles y otros a su semejanza: cuerpo, ojos, boca, nariz, oídos, brazos, manos, piernas …etc.

  El mundo se encuentra atrapado en una gran mentira, una gran ilusión. Las ideas vendidas a toda la humanidad acerca de Dios están llenas de erróneas interpretaciones, con un único propósito, que es el de evitar que puedas crear una verdadera relación uno a uno con Dios. La única manera de romper con la falsa historia que nos vende este mundo de ilusión y ganar la vida eterna, es restaurando esa relación uno a uno con Dios. 

¿Cómo empezamos a construir esa relación con Dios?

Son varios los elementos que iremos mencionando más adelante, pero sin duda alguna el primer paso que toca dar es incrementar nuestra Fe en Dios.

¿Cómo incrementamos esa Fe en Dios?

Tenemos varias herramientas entregadas directamente por Dios para incrementar nuestra Fe en nuestro Divino Creador. Mencionamos las dos más básicas aquí:

  1. HACER TU TEMPLO TODOS LOS DIAS

  Dios nos ha entregado una práctica específica para realizar todos los días te tu vida, con el propósito de establecer una relación directa con Dios. Aquellos que estén interesados en aprenderla por favor contáctenos.

  2. RECIBIR AL MAESTRO JESÚS EN TU CORAZON

Si quieres vivenciar al proceso correcto para recibir a Jesús en tu corazón y recibir su regalo de Salvación, por favor contáctanos.

¿Qué es la Fe en Dios?

Nace en el corazón y empieza a hacer evolucionar la mente hacia un solo punto de vivencia, donde se siente en todas las fibras del Ser que Dios es nuestro amado Creador y que como tal nunca dejará que nos perdamos. 

La gente confunde la Fe en Dios con que Él les va a resolver todos sus problemas porque tienen Fe en Dios, y si eso no pasa empiezan a perder la Fe. En realidad, la Fe en Dios no está ligada con nada de este mundo material y de ilusión. La Fe en Dios está ligada solo a Dios y su creación divina. Todo en este mundo es pasajero y transitorio, mas el mundo de Dios es Eterno. Entonces la Fe se construye para que Dios nos reciba en el Cielo, no para que nos dé cosas materiales aquí, eso es tener una mente material esclava del amo de este mundo de ilusión.

Fe es “sentir”, sin ayuda de la mente o intelectualidad que Dios está siempre dispuesto a darnos su amor incondicional y que no importa lo que este mundo nos haga, ni cómo nos golpee, Dios siempre está allí listo para bendecirnos y recibirnos cuando llegue la prueba final. La Fe en Dios nace en el Corazón y se queda allí, no tiene que ver con pensamientos positivos, ni aprendizaje de oraciones, ni rituales. La Fe es la llave que abre la puerta hacia la salvación del Alma. 

¿Por qué buscar la salvación?

Estamos en el final de los tiempos. Muchos grandes cambios se avecinan a todo nivel (Enfermedades, plagas, desastres, guerras, aparición de los seres extraterrestres, mas posesiones demoniacas que nunca, …etc.). Solo basta ver cómo la humanidad está entrando en crisis con la contaminación ambiental, desastres naturales en varias partes del mundo, dependencia del petróleo que amenaza la estabilidad económica de naciones, guerras, superpoblación, hambre, pobreza y muchísimo más.

  En los ámbitos espirituales unos hablan de que estamos ya en el Apocalipsis, otros dicen que se avecina un cambio en la inclinación de los polos, que un súper volcán va a explotar, que un meteorito nos va a golpear, que llega en fin del tiempo en el calendario maya, que pasamos por el cinturón de fotones, que el planeta X va pronto a pasar cerca de la Tierra causando estragos, que los extraterrestres están cambiando la atmósfera y el clima para ir invadiendo el planeta, que la ascensión a otra dimensión se acerca, y muchas teorías más. 

  Si solo uno de esos cambios llega se llevará miles o millones de vidas con él, y únicamente aquellos que tengan una gran Fe en Dios serán salvados de quedar atrapados en el mundo de la ilusión del demonio. 

  Además de la Fe en Dios, ¿qué otros pasos debemos tomar para fortalecer esa relación y hacerla cada día más clara?

  El primer paso es suficiente para todos los seres en el universo que buscan salvación. Para aquellos que no solo buscan salvación sino una gran evolución espiritual, tienen más pasos a seguir… 

¿Por qué la evolución es importante? 

Porque es diseño divino de cada Alma el evolucionar sin límites. Entre más evolucionado el Ser está, más le puede servir a Dios en su plan divino. Por lo anterior, hay muchos seres con ese llamado a evolucionar por el beneficio de todos los seres. Entre más evolución, más estrecha la relación con Dios. 

¿Cómo continuamos nuestra rápida evolución en esta vida?

La mente humana está atrapada en una gran mentira, en un mundo ficticio que ha sido impuesto sobre nuestros ojos.  Los hindúes lo llaman el Maya, los budistas el Samsara, los Toltecas llaman a la falsa historia la Forma Humana, en la película Matrix lo denominan la Matrix, los Católicos el Infierno, el cual no está en realidad en otro lado sino aquí dentro de este mundo de mentira. El primer paso a seguir después de fortalecer la Fe en Dios es realizar que no somos esa mente y cuerpo que están conectadas a esa gran red de mentira.

¿Quién sostiene la red de mentiras, el maya o la Matrix?

En resumen, la historia religiosa dice que el gran arcángel Lucifer cayó de la gracia de Dios por orgullo. Hubo una gran guerra en el cielo y Lucifer y sus ejércitos de Ángeles rebeldes fueron expulsados del paraíso. Pero la guerra no terminó allí ya que Lucifer, lleno de ira, envidia, celos y dolor, le dio la espalda a Dios de tal modo que lo negó del todo. Así fue que él y sus Ángeles caídos se convirtieron en demonios y más adelante se le conoció por el nombre de satanás.  

 Satán creó su propia realidad separada de Dios en la cual él podía reinar como dios. Pero nadie puede existir sin la luz de Dios, porque su Luz lo creó todo. Ya que él no podía obtener esa luz directamente de Dios al haberlo negado, diseñó un plan para robar esa luz de los seres que amaban a Dios y recibían su luz; de esa manera, de segunda mano, él y sus seguidores podrían seguir existiendo sin necesidad de recibir directamente la luz de Dios. 

 Satanás crea la ilusión, primero engañando a los seres de luz para que se alejaran de Dios (simbólicamente puesto en la Biblia como la historia de Adán y Eva). Una vez los seres de luz fueron expulsados del paraíso, al salir de este cayeron en el mundo virtual o falso creado por satanás para ellos.

¿Cómo salimos de esta ilusión o Maya mientras estamos en estos cuerpos?

Allí está la primera clave para la evolución del Ser. Dios nos creó a su imagen y semejanza ¿Ven a Dios caminando en un cuerpo por la calle? Claro que no, Él es un Ser de Luz Divina, así como somos todos los seres de Luz creados por Dios: no somos solo cuerpos físicos como la ilusión de satán le quiere hacer pensar a la humanidad. Entonces el primer paso es la Realización del Ser, la cual nos permite separarnos de esa ilusión y vivenciar nuestro Ser real.

¿Una vez que pasa eso, cuál es el siguiente paso?

La segunda fase es desmantelar el Ego, el cual se conecta como una red a todos los egos que son influenciados por las energías de satanás. Este es el camino de la Iluminación tal como se ha explicado en nuestras enseñanzas.

¿Cuáles son nuestras vivencias acerca de Dios y su creación?

Dios es un Ser Divino con un Cuerpo y Forma Divina, con el cual nos podemos relacionar tal como uno se relacionaría con cualquier otro ser.  

  Dios es Amor y nos ama incondicionalmente a todos los seres que Él ha creado de su propio Ser Divino, por eso Él es nuestro Creador; bueno, es un Ser andrógeno, su energía y vibración es Masculina la cual es la que se necesita en este punto de la evolución universal.

Si Dios es amor, ¿por qué castiga?

¿No castiga un padre a un hijo cuando lo está educando? Todos aquellos que somos padres sabemos que el castigo es con amor porque queremos lo mejor para nuestro hijo, para protegerlo y guiarlo por el camino correcto. De la misma manera el Alma que busca evolución ilimitada, cuando está bajo el tutelaje divino de Dios, será corregida cuando se sale del camino hacia la libertad y evolución sin límites, pero es un acto de amor. Y no es que Dios dice le voy a poner esta prueba, es solo el acto de alejarse de Dios y sus mandamientos lo que crea la prueba.  No como los demonios que causan sufrimiento solo por el placer de ver a otros sufrir.

  Solo los seres rebeldes creados por Dios como Lucifer, que querían su evolución sin límites, o en su caso ser como Dios sin pasar por el camino de evolución, amor y educación a través de Dios, son los que le dan la espalda y son candidatos a algunas de las filosofías explicadas en capítulos anteriores.

Si Dios creó todo, ¿por qué no todo es Divino, por qué existe el mal?

Esa es la primera mentira que satán pone en las mentes. Dios no creó todo. Dios no creó el mal, la envidia, el odio, el rencor, los demonios, etc. Eso es creación de satán. 

Pero Dios es Omnipresente, entonces, ¿Él está presente hasta en los demonios?

Otra mentira más de satán. La radiación de Dios es omnipresente, pero la Forma Divina de Dios está únicamente en un sitio a la vez. Él lo sabe todo, pero no está en su forma simultáneamente en todos lados, es solo su presencia. Pero de satanás han salido creaciones propias o demoníacas que Dios nunca ha creado, son creaciones del demonio. Dios está conectado con todos los seres de luz por un cordón de luz. Si el Ser de luz le da la espalda a Dios esa conexión se rompe.   

¿Por qué Dios no nos libera de satán y su engaño?

Hay libre albedrío en el Universo y Dios solo puede salvar a aquellos que quieren ser salvados. Por ejemplo, nuestra fundación fue creada para llevar este mensaje de salvación que Dios mismo nos ha dado para todos: dejen todos los falsos caminos, religiones, filosofías y maestros y vengan a mí, solo a mí, y tengan Fe en mí.

¿Pero cuántos van a creer, cuántos van a dejar todas sus creencias y seguir solo a Dios con Fe firme en Él? 

Usted sabe la respuesta. Es decisión de cada uno, porque en el universo todo gira en torno a tomar decisiones. Siempre la oportunidad está allí, y si se escucha la mente humana y no el llamado de Dios en el corazón, se irá por el camino incorrecto.  

Texto Anterior tomado del libro «Dios y la Espiritualidad«,   por Cyndarion Ainiu y Galitica Maitreya. Capítulo 7, página 65 – 81

2 comentarios en “Dios”

  1. En medio de tantas religiones y doctrinas llega este libro a aclararnos la verdad de Dios nuestro creador y creador de todo lo bueno que existe, ha traído luz a mi vida.

    1. Conocer la filosofia de cada religión nos ayuda a discernir la verdad y por supuesto a rearfimar cada vez la Fe en Dios y elegir el camino que Dios nos muestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
El Templo de Dios, Armenia
Hola ¿En qué podemos ayudarte?