Las Drogas y la Espiritualidad

Por Cyndarion Ainiu y Galitica Maitreya

El uso de drogas o plantas de poder hacen las cosas peor para el individuo que busca evolucionar espiritualmente hacia Dios. Entre más puro el camino mejor, más lucidez y claridad a nivel emocional, mental y físico lo acompañarán en su jornada.

Es importante ilustrar un poco al sincero aspirante a la verdad acerca del uso de las drogas en el camino Espiritual.

Aunque el uso de drogas impacta de una manera profunda el sistema nervioso y hormonal, a su vez también afecta los cuerpos energéticos y la estimulación de diferentes estados de conciencia forsosamente. Estos grandes cambios de conciencia son la razón por la cual estas drogas recreacionales y plantas de poder se han popularizado, ya que presentan diferentes perspectivas acerca del mundo y la realidad.

Muchas de las sensaciones encontradas por medio del uso de drogas son muy similares a los estados de conciencia alcanzados por sinceros aspirantes Espirituales y Meditadores. Muchos de estos niveles de conciencia que se perciben en profunda Meditación u oración pueden ser sintéticamente estimulados creados por sustancias químicas. Aunque estos estados de conciencia alcanzados con el uso de drogas son muy similares a estos estados de súper conciencia, no son los mismos porque durante la experiencia con drogas el «ego« se refuerza y despues de la experiencia se restaura con fracturaciones que pueden crear situaciones de diferentes personalidades y estrategias egoicas más intensas.

La mente la cual no ha sido disciplinada por medio de ejercicios de concentración, respiración y meditación juega una gran parte en la orientación de la experiencia la cual ocurre siempre al nivel del Maya o el campo ilusorio de existencia.

Es posible tener profundos y reales despertares o realizaciones Espirituales sin el uso de drogas y a través de la «purificación y elevación de vibración de los cuerpos sutiles» por esfuerzo y trabajo personal. El resultado final de experiencias forzadas con drogas es más caótico para el sistema de chacras y el cuerpo Astral se puede cristalizar en ciertas secciones que se pueden llegar a fisurar o quebrar por decirlo así, como resultado de una elevación repentina de vibración causada por el uso de la droga.

El peligro de los daños causados al cuerpo Astral.

Pérdida de grandes cantidades de Energía Vital o Ying como lo llaman los taoístas (Todo el mundo nace con cierta cantidad de Ying que usa durante su vida y cuando se acaba, el cuerpo muere).
También la debilitación del cuerpo etérico, la desorganización y daño al chitta (canal sutil por donde la Energía primaria asciende hacia el cerebro).
Explosiones repentinas de Kundalini (que si no se manejan pueden llevar a psicosis y otros severos problemas mentales).
Posibles daños que en el cerebro, sistema nervioso, órganos internos y glándulas pueden ocurrir.
Las más peligrosas drogas.

1.  En relación a daños del Cuerpo Astral y el Chitta son los Alucinógenos como el LSD, DMT, Psilocina encontrados sintéticamente o en plantas como la ayahuasca y los hongos mágicos. Los estados de conciencia inducidos por estas drogas pueden ser muy altos y pueden causar que el cuerpo de Luz encarne en el cuerpo Astral.

Cuando esto sucede la vibración tan alta del cuerpo de Luz impacta el cuerpo astral y así incrementa su vibración de repente. Si el cuerpo Astral está débil o tiene sitios débiles o perforaciones, el cuerpo de Luz va a impactar radicalmente esta zona causando más daño, y si hay cristalizaciones en el cuerpo Astral, va a causar más grietas y rupturas. Como resultado, la persona puede llegar a tener sorprendentes experiencias espirituales, pero cuando el efecto de la droga pase, el cuerpo de Luz se mueve fuera del cuerpo y el cuerpo Astral baja de vibración de nuevo.

Si ha sido roto o dañado el cuerpo Astral, nunca será igual que antes de empezar el viaje inducido. El repararlo puede tomar mucho tiempo aun utilizando las prácticas adecuadas. A su vez estas grietas que se crean sirve como entradas para entidades negativas dentro del aura. Estas entidades demoniacas poco a poco crean casos de posecion a diferentes niveles e intensidades.

2.  Las drogas más peligrosas en términos de daños al cuerpo Astral y Chitta son otras drogas como Éxtasis, otras Anfetaminas y Cocaína, pueden causar el mismo problema descrito anteriormente, pero no de una manera tan repentina. La vibración no sube tan rápido con estas drogas, pero su continuo uso puede llevar a crear caos en el cuerpo Astral el cual se puede desorganizar de tal manera y llevar a crear un episodio de psicosis que puede dañar severamente el cuerpo Astral.  Con su uso repetido estas drogas causan huecos, parches débiles, cristalizaciones y más en el cuerpo Astral. Esta combinación abre la estructura del ego a una posible psicosis.

El éxtasis es probablemente la peor droga de todas en relación a posible caos cerebral. Al liberar grandes cantidades de serótina de las neuronas, al final terminan destruyendo las mismas neuronas. Esta destrucción puede ser rápida y las implicaciones masivas. Una vez que puede con pocos circuitos de serótina y su cuerpo Astral lo llevará a experimentar una profunda depresión. No solo dañas el canal entérico Chitta, sino que creas más sub-personalidades y desmantelarás la conexión del Chitta al cerebro; por supuesto el «ego« se solidifica más.

3. La Marihuana es también una droga muy poderosa, pero también puede causar los mismos problemas que las anfetaminas. Dependiendo del estado de sus cuerpos sutiles el daño puede ser de considerable a severo. Si usted se vuelve paranoico es una señal clara que debe parar. Si no para, el daño a su cuerpo Astral y el Chitta lo pueden llevar a una psicosis. Esto abre las puertas a los planos Astrales y Entidades Negativas se agarrarán del Aura y también la persona es más susceptible a posesión. La Marihuana también causa una gran solidificación del «ego» que después es muy difícil desmantelar.

Una persona puede tomar el riesgo de usar estas drogas, pues pueden abrir su mente y mostrarle más altos niveles de conciencia, pero el riesgo de usar una droga hasta tan solo una vez, puede crear un daño que no se pueda reparar en toda una vida. Es su decisión y su responsabilidad.

Conclusión.

Las drogas no son un escape y hacen las cosas peor para el individuo. Entre más puro el camino mejor y más lucidez y claridad a nivel emocional, mental y físico lo acompañarán en su jornada. Sus cuerpos energéticos estarán siempre en balance sin fracturas y el ego se irá desmantelando de una manera harmoniosa y permanente.

Además, no hay droga o planta de poder que lo puedan llevar a Dios, solo a experiencias en consciencia en el campo ilusorio del Maya. A Dios solo se llega por el camino puro, como lo hicieron las grandes figuras espirituales como JesúsBudaMoisésSan Germain y otros que transitaron el camino puro de ascensión hacia Dios.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué podemos ayudarte?